¡BIENVENIDOS, GRACIAS POR TU VISITA!

viernes, 14 de noviembre de 2014

El parto

El parto es la expulsión del feto y de los anexos a través de la vagina.
Cuando la embarazada llega al término del embarazo, en el noveno mes, una serie de sucesos se asocian para determinar el inicio del trabajo de parto.
La hormona Oxitocina producida por el Hipotálamo es la encargada de provocar las contracciones del útero necesarias para que el bebé se desplace a través del canal del parto y pueda salir al exterior, y para que el cuello del útero se dilate y permita el paso del bebé.

El parto propiamente dicho tiene 3 fases.
  • Dilatación del cuello uterino
Cuando el cuello del útero o cérvix se borra completamente es cuando se produce la expulsión del tapón mucoso que aunque no es un anuncio claro de la inminencia del parto indica que todo está listo y que el parto puede empezar en días sucesivos.
Cuando las contracciones de la pared muscular uterina (miometrio) se hacen rítmicas y dolorosas, empiezan a ser efectivas sobre el cuello del útero y lo acortan y dilatan.
Este proceso de dilatación suele durar unas 10 horas en madres primerizas y algo menos en los consecutivos partos.
La dilatación completa del cuello uterino se alcanza cuando el diámetro de este mide 10 cm.
Las contracciones producirán la rotura de la bolsa amniótica (bolsa que contiene el líquido amniótico y donde se desarrolla el feto durante el embarazo) y la salida del líquido amniótico.
clip_image001
  • Expulsión del feto
Se produce la salida del feto a través del canal de parto que forman el cuello dilatado y la vagina.
En este momento lo fundamental es empujar rítmicamente, reteniendo la respiración, presionando con el abdomen y el diafragma entre cada intento, y respirando después profundamente para oxigenar al niño.
Si es necesario, se practica la episiotomía, que consiste en efectuar una incisión en el periné (zona situada entre el ano y los genitales) para facilitar el paso del bebé y evitar desgarros.
Una vez que el bebé ha salido, se corta el cordón umbilical, y se deposita al mismo sobre el pecho de la madre.

clip_image002

  • Alumbramiento o expulsión de la placenta
Tras el nacimiento del bebé, se producen unas contracciones, menos intensas y dolorosas que las del periodo de dilatación, que ayudan a que la placenta y el resto de los anexos (el cordón y las membranas) sean expulsados.
El médico examinará la placenta para comprobar que está intacta. Cualquier fragmento de placenta debe ser extraído del útero para evitar hemorragias e infecciones.

clip_image003



jueves, 13 de noviembre de 2014

Cuidados de la mujer embarazada

Un vez confirmado el embarazo y para proteger la salud de la madre y del hijo, deben efectuarse las llamadas rutinas obstétricas del primer trimestre, que son una serie de análisis de laboratorio destinados a detectar, de forma precoz, las afecciones que suelen complicar el embarazo.

· Hemograma: Controla la cantidad de glóbulos rojos y blancos en sangre, se realiza para detectar si la mujer padece anemia.

· Glicemia: determina la cantidad de glucosa en sangre y detecta diabetes gestacional.

· VDRL: Detecta la presencia de sífilis materna, la que, de existir, se puede transmitir verticalmente (de madre a hijo).

· Antígeno de superficie para hepatitis B.

· Prueba de serología para la toxoplasmosis aguda. Investiga si se tiene inmunidad contra esa enfermedad.

· Grupo sanguíneo y clasificación RH. Se realiza para prevenir la incompatibilidad entre la sangre materna y la del feto.

· Pruebas serológicas para VIH.

· Pruebas serológicas para Chagas.

· Examen de orina completo. Detecta glucosa, albúmina (enfermedades renales) y leucocitos.

Además de los análisis de rutina, la embrazada debe hacerse, periódicamente exámenes médicos y odontológicos y aplicarse las vacunas correspondientes. También debe seguir un régimen alimenticio adecuado y establecido por el médico a fin de no excederse de peso.

Por lo general no se aconseja:

· aumentar más de 10 Kg durante todo el embarazo.

· No tomar alcohol.

· No fumar.

· Evitar el estrés.

· Mantener controlada la presión arterial sobre todo en casos de hipertensión.

Los aspectos afectivos (como el cuidado y la contención en el entorno familiar y en la pareja) y sociales también son importantes en la vida de la mujer embarazada.

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Embarazo

Embarazo es el estado fisiológico en el que uno o más ovocitos son fecundados. Se inicia con la fecundación y termina con el parto. Generalmente, tiene una duración de 280 días (40 semanas), contados a partir del 14° día después del inicio de la última menstruación.

Síntomas del embarazo:

· Retraso menstrual: La falta de la menstruación es un síntoma común a todas las mujeres. Se denomina amenorrea cuando la falta dura noventa días o más.

· Cambios mamarios e hipersensibilidad: Las mamas se tornan más grandes y pesadas desde el comienzo del embarazo. Son también más sensibles al tacto.

· Cansancio y sueño: pueden ser unos de los primeros signos de embarazo de la madre. En las primeras semanas de embarazo la madre puede sentirse muy cansada y con ganas de dormir a lo largo del día.

· Náuseas y vómitos: El estrógeno y la progesterona aumentan en el embarazo. Estos cambios hacen que algunas embarazadas sufran náuseas principalmente por la mañana al despertarse o después de desayunar, pero pueden sucederse durante todo el día.

· Mareas y dolor de cabeza: Este síntoma es común en los dos o tres primeros meses de embarazo. La presión sanguínea de la embarazada tiende a bajar en esta etapa, para luego estabilizarse.

· Frecuencia urinaria: El útero comienza a aumentar de tamaño y oprime la vejiga, que hace que la embarazada tenga ganas de orinar cada vez con más frecuencia. Éste síntoma se incrementará con los meses.



Etapas del embarazo

El embarazo se divide en tres etapas, de unas 12 a 13 semanas cada una. Normalmente estas etapas son llamadas “trimestres” dado que cada una de ellas abarca cerca de 3 meses.
El primer trimestre se contabilizada desde el principio de la semana 1 y termina al finalizar la semana 12.
El segundo trimestre inicia en la semana 13 y abarca hasta el fin de la semana 26
El tercer y último trimestre del embarazo se inicia en la semana 27 y se extiende hasta el momento del parto.

Primer trimestre
En la tercera semana, en el embrión aparece una estructura tubular en la que se desarrollará el cerebro y la médula espinal.
También se forma en ese período el corazón (que comienza a latir a los veintiún días) y el tubo digestivo.
A partir de la cuarta semana, se diferenciará un esbozo de los oídos y los ojos.
Crecerá rápidamente, sobretodo la cabeza que será muy grande y se diferenciará del resto del cuerpo.
Al final del primer mes el embrión medirá 3 cm y pesará 11 g.
A principio del segundo mes aparecerá el esbozo de los brazos y las piernas.
Hacia la sexta semana empezarán a formarse los huesos y músculos.
Al final del segundo mes ya se habrán desarrollado todos los órganos del futuro ser y algunos estarán en funcionamiento.
A partir del tercer mes recibirá el nombre de feto: tendrá un rostro definido, con una boca, orificios nasales y oído externo.
Realizará movimientos y se desarrollarán los órganos genitales.
Al final del tercer mes medirá unos 8 cm y pesará 60 g.


Imagen extraída de www.entrechiquitines.com

Segundo trimestre
En el 2º trimestre lo importante es el aumento de tamaño y peso del feto. Los órganos están completamente formados y solo deben madurar. Ahora el embarazo se nota cada vez más: el vientre de la gestante crece y las mamas aumentarán de tamaño.
La mujer percibirá los movimientos del feto. Todas sus partes estarán perfectamente definidas, hará muchos movimientos: patear, girar la cabeza, cerrar los puños, chuparse el pulgar.
Al final del sexto mes el feto medirá 30 cm y pesará, aproximadamente un kilogramo.
Dormirá mucho y oirá sonidos.


Imagen extraída de www.entrechiquitines.com

Tercer trimestre
El útero se agrandará hasta llegar a la altura del esternón y oprimirá los órganos abdominales. El feto tendrá cada vez menos espacio para moverse.
Los cambios fundamentales son:
La maduración de los órganos sobre todo los pulmones. Podrá abrir los ojos, dará patadas y se preparará para nacer. A partir del séptimo mes el feto será considerado viable o sea podrá sobrevivir si naciera en ese momento.
El bebé Irá poniéndose en posición para el parto, es decir, con su cabeza hacia abajo, apuntando al canal de parto.
El útero albergará un feto que medirá 50 cm al momento de nacer, y pesará entre 2 y 5 kg, una placenta de medio kilo y aproximadamente 2 litros de líquido amniótico.
La piel y los músculos del abdomen de la madre tendrán que desarrollarse enormemente.









Comentarios

HTML Comment Box is loading comments...